lunes, 9 de septiembre de 2013

Y ENTONCES DON PEDRO


Uno va a un concurso... y se consigue con Don Pedro. En esto que pareciera un afán de acumular kilómetros-cocina, mi esposo Juan Sará y yo apenas habíamos calentado la camita depués de una semana en Caracas, Barquisimeto y La Puerta cuando salimos hacia Maturín para atender una invitación de la revista Menú, que celebró sus tres años con un concurso de cocina.
Fueron tres días intensos con regalos como volver a ver a Yelitza Acosta, amiga y cocinera, y a su familia; escuchar cantar por primera vez en vivo a Angel Raúl Reyes y su Buena V, conocer a un guerrero como Juan Carlos Luces, foto aquí abajito.
No conozco gran cosa de la música de Juan Carlos, confieso, pero me cautivaron sus historia de vida y de circo, su compromiso cuando habló de los músicos en Venezuela, su alegría contagiosa que a veces contradice un destellín de tristeza antigua que creí ver en sus ojos, las ganas de hacer un trabajo profesional. Adoro que la vida me regale estos momentos, quién sabe si lo veré alguna vez más, si oiré otras historia, si compartiremos una mesa, si celebraré su primer menú musical con @Yelicocinera. Me bastó con compartir una larga espera que me dió esperanzas de país por su gente.
El día del concurso, que fue otra larguísima espera, conocí a Pedro Capaz, de Industrias San Pedro, y se me abrió otra esperanza al escucharlo hablar de siembras, de productos nuevos, del sabor de Camucha, de la continuidad de los proyectos que emprendió su padre, Don Pedro.
Este jueves, cuando viaje a cocinar a Malasia y Vietnam, me llevaré unos potes de su pasta de ají dulce y será diferente a las otras veces que la compré, me pareció excelente, pues ahora sé dónde ellos mismos siembran los ajíes, cómo los seleccionan, todos los intentos que han hecho por preservar su perfume.
Puedo decir además, que Pedro hijo, tan ingeniero, se mantuvo sentado sin que se le arrugara ni el traje durante las ocho horas que duró el concurso...toda una jornada laboral, mientras degustábamos lo que cocinaron los ocho cocineros participantes. Ganó una cocinera de Maracaibo, Egeydis Nuñez,  y de eso les cuento en otra oportunidad.
Aquí les dejo el link de Don Pedro:  www.industriasdonpedro.com.
Sigo hacia atrás y estoy entre Barquisimeto y La Puerta. A Barquismeto fui como ponente a hablar del Cacao nuestro de todos los días. Tuve la dicha de compartir una degustación de Chocolates Franceschi y Ron Solera Centenaria con Omar Hoyer, me declaro desde ya su rendida fan; de asistir a una cena preparada por Omar Pereney y Saul Andrés Valdés, su nuevo partner, ver a la chef Elia Nora Rodríguez, otra guerrera indomable que nos llevó a casa de sus primos que tienen una coral maravillosa, la Martín Díaz Peraza, la cual logró que se nos esfumara el cansancio. Bueno, la coral y un cocuy con jengibre y limón preparado por el primo.
Esto de ir y venir por nuestras carreteras es tan agitado como cocinar para un batallón, pero sin mayores quejas y con la ayuda de unos quesitos de tapara llegamos a La Puerta. Ni chance tuvimos de conocer otra cosa que la cocina de Los Molinos de Amadeo.
Tuvimos el tiempo justo para preparar los caracolitos y ayudar al emplatado de todo el mundo.
Nuestro ojo, Alejandra Quero, dejó constancia en estas fotos:
 los caracolitos de San Antonio del Golfo
 Juan Sará y yo
 Néstor Gutierrez, yo, Juan, Cristian Gómez ALes, Teo Zurita, Richard Sosa y Wilfredo Cáceres
 Juevenal rejuvenecido por la sonrisa de Yaya
Elia Nora Rodríguez y yo en Barquisimeto

Les dejo aquí en enlace con la Coral para que compartan lo que yo disfruté:

http://www.youtube.com/watch?v=s9olu5y3rSU

y antes que se me olvide también un video de Buena-V

http://www.youtube.com/watch?v=Iad9WtbJ-w4

Si buscan en Facebook a muchas manos para muchas bocas gozarán la arepita de topocho con frijol guajirero de Ivette Franchi y Néstor Colina, la pisca con funche de papa de Richard Sosa, la truchita salmonada y colorida de Néstor Gutierrez, la gallinita en leche y la cuajada de ajonjolí de Wilfredo Cáceres, el tiramisú de acema y queso de cabra de Sonia Semidey y los postres celestiales de Teo Zurita.






1 comentario:

Alejandro Acevedo dijo...

Apreciada Profesora, mucho le sabré agradecer si me muestra Ud. cómo hacer arroz salado con coco, (que no el postre) el que se come en Güiria como acompañante. Ya hice un intento sin seguir receta alguna y no me fué bien.

Mil Gracias,
Atte.
Alejandro José