viernes, 19 de diciembre de 2008

Espíritu de navidad

Me gustaría celebrar al compás de muchas otras culturas, y ahondar en la propia. Esta navidad le pusimos mereyes, pomalacas, papelón y toronjas de aquí; sarrapia, macís y ron de naranja a la torta negra. Huele, sabe estupendo, las de Greta quedaron como un pudín, acarameladas.
La mamá de Churrique nos hará unas hallacas de cochino y unas de raya para Andrés. Aquí, el guiso tiene el sabor de un ají dulce muy perfumado, son equilibrados el dulce y el picante.
Los cochinos se crían todo el año y es tiempo de langostas, naranjas, jobos, lairén, castañas y despuntan las pomalacas. Conseguí charlotas a mejor precio que la cebolla.
Es tiempo de familia, aguinaldos y parrandas. El pueblo se llena de gente y actividades y uno se da cuenta porque todo queda cerca.
Yovanny Rojas hizo unos micros muy sabrosos con historias y recetas del pan de jamón, de la leche de burra o ponche crema, de las distintas versiones de las hallacas y faltan por venir. Suenan a diario en la radio local, donde todo el mundo manda mensajes de cariño, fraternidad y esperanza. También piden mejoras.
Quiero hacer una olleta de de un gallo que aquí llaman totoco, o tococo...no recuerdo, unos panes con limón cajero y chocolate, dulce de lechoza con papelón, comerme todo eso con los amigos y no engordar ni un gramo.
Haré cena para los turistas y amigos y Sixta nos ensalmará con tua tua el día del espíritu de la navidad, el 21, en Playa Lisa, Chaguaramas de Loero. Me gustaría regalarle unos hermosos zarcillos, a Sixta, digo.

1 comentario:

Eduardo Castañeda dijo...

felicidades por la incursiòn, bienvenida y éxitos!!!