domingo, 23 de noviembre de 2008

QUIEN NO VOTA, REBOTA

Sucumbimos a internet. Pese a tener servicio dialog, que es como cocinar en una gran olla en un reverbero estrechito, intentaremos entrar en la red tan a menudo como podamos, sobre todo por aquello de que escribir es un oficio de nalgas, igual que cocinar un ajetreo del día a día.
Del plural al singular irá mi escritura, que seguramente recogerá impresiones y reflexiones colectivas.
No es casual entrar en la red un día de elecciones. Yo no elegí ser cocinera... se fue dando de modo natural en mi vida. Pero quiero pensar que elijo alcalde, legisladores y gobernador para Sucre, este estado de gracia en el que vivo.
Tras votar estaremos en nuestra emisora de radio, atentísimos a lo que suceda; luego buscaremos a las amigas y los amigos para comer lo que cada quien traiga y esperar con esperanza.
En muchas casas del municipio Arismendi hoy se comerá más, no sé si mejor. La semana entera fue un traficar interminable de cavas con pollo, bolívares fuertes para compensar las opciones que se sentían muy débiles. Dicen que a veces hay que retroceder para avanzar pero no estoy tan segura.
Para quienes mañana pudieran amanecer con tremenda resaca recomendamos una sopita natural con muchas legumbres verdes y zanahorias. De curas para las resacas del alma sabemos poco pero dicen que el chocolate ayuda. Y si es de Paria, mejor, jaja.

1 comentario:

Melo dijo...

Admiro tu labor k apesar de desemvolvert como una buena cocinera, como narras; ers tambièn periodista, que es a lo que yo aspiro ... kiss!!