jueves, 7 de febrero de 2013

¿QUE HACER CUANDO NO SE TIENEN FAVORITOS EN LA VIDA?

Ultimamente me han preguntado cuál es mi plato favorito, mi ingrediente, mi libro, mi película. Tengo un hijo mayor favorito, un hijo del medio favorito y mi hija más pequeña favorita y ya. Aparte de esta claridad filial mis favoritismos cambian como los zarcillos que me pongo. Siempre hay uno favorito, que deja de serlo.
Sin embargo, hoy, para cambiarle el ritmo a un día que pese al solazo que hay presiento abochornado, me he puesto a buscar casi que con desespero una receta favorita de Paria y zas, que la encontré.
En alguna entrada anterior de este blog hablé del calalú.
La foto anterior la tomé prestada del blog de mi triple colega y amiga Serenella Rosas Flunger, www.buenobonitoysabroso.blogspot.com, y el plato lo preparamos en el restaurante Amapola en Caracas hace un par de años.
Hoy, simplemente, copio la receta que aparece en 100 Y MAS RECETAS DE LA TRADICIONAL COCINA GUIREÑA, de Rosa Bosch Teriús y Rosa Pagés Anduze, dos señoras maravillosas que la vida me dió el privilegio de conocer.

CALALU
2 kilos de hojas tierneas, en su tallo, de dashin (ocumo chino)
1/2 kg de quimbombó o chimbombó
1/4 kg de ají dulce
2 cocos
3 cebollas grandes
6 granos de ajo
sal al gusto
pedacitos de jamón o camarones fritos o tocinetas fritas o costillitas guisadas

Se cortan los tallos de las hojas de dashin pero antes se limpian quitándoles la película que los envuelve, las hojas tiernas se pican también en pedacitos.
Se lleva al fuego la leche de coco con los aliños batiéndola constantemente hasta que hieva e inmediatamente se le agregan las hojas y los tallos del dashin, se revuelve bien con una cuchara de palo y cuando se cocine un poco se le agrega el chimbombó, que se limpia raspándolo; se pican en pedacitos y se agregan al cocido de las hojas de dashin revolviendo todo muy bien hasta que se mezcle.
Luego de un corto tiempo se le agregan los camarones sofritos previamente o costillitas guisadas, o jamón o tocineta frita.
Cuando todo esté bien cocido se baja del fuego.
Se le agrega sal y picante al gusto.
Se acompaña con bola de plátano.
NOTA Como en las ciudades no se consigue el dashin (ocumo chino), se usan hojas de espinacas.

El año pasado comí un calalú delicioso preparado por Karla Herrera en Ciudad Bolívar.
En Venezuela es típico de El Callao y de Guiria, y es un plato que recorre todo el Caribe hasta Nueva Orleans. A veces tipo sopa, todo molido, otras como acompañante.
Yo tengo mi versión propia y su foto es la que ilustra este blog.
Salud por Changó y buen apetito.